Diversión en Sevilla

Sevilla es una ciudad que cuenta con multitud de atractivos, tanto desde el punto de vista cultural como del ocio y entretenimiento. Si lo que anda buscando está relacionado con esto último, a continuación le proponemos algunas opciones interesantes.

De compras por Sevilla

Sevilla es una ciudad famosa a nivel nacional por su moda y confección. Cuna de grandes modistos, como Victorio y Lucchino, esta ciudad rebosa de estilo por sus cuatro costados, sobre todo cuando se acerca la fecha mágica de la ciudad, la Feria de Abril. Comprar por Sevilla puede ser toda una atracción si lo hacemos en la más emblemática calle para ir de compras por Sevilla: la calle Sierpes.

Este céntrico vial sevillano, que conecta la plaza de la Campana con Plaza Nueva, donde se encuentra el Ayuntamiento, es uno de los puntos neurálgicos de la capital hispalense, pues aquí se encuentra una gran multitud de comercios, locales, cafeterías y grandes almacenes. Pero en realidad, la importancia de la calle Sierpes no radica sólo en sí misma, sino también en la multitud de pequeñas calles adyacentes en las que se extienden también las más conocidas tiendas de moda.

Otra importante calle de tiendas y moda de la ciudad es la Calle Asunción, en el barrio de los Remedios (al otro lado del río), donde nos encontraremos las más comunes tiendas de ropa (Zara, Sprinfield, Corteffiel, Bershka, etc.).

El centro comercial más importante de la ciudad es el de Nervión, donde no sólo nos encontraremos con una multitud de opciones de ocio (cine, restauración, etc.), sino también con una gran multitud de tiendas. El centro comercial de Plaza de Armas, junto a la estación de autobuses homónima, también es una estupenda opción para ir de compras por Sevilla, donde también nos encontraremos con cines, restaurantes, etc.

Sevilla, de noche

Cuando cae el sol, Sevilla enciende sus luces y ofrece al visitante una de las noches más animadas de toda España. Aquí podrás encontrar una gran multitud de zonas de ambiente, fiesta y folklore, porque Sevilla entera es una ciudad donde, en cada rincón, encontrarás un buen lugar donde pasar un rato agradable entre amigos.

La noche sevillana se vive prácticamente cada día, en especial atención el fin de semana. Como toda ciudad universitaria, los miércoles y los jueves son también noches en que encontraremos muy buen ambiente en multitud de lugares de la capital hispalense.

Dependiendo de qué tipo de diversión queramos, Sevilla ofrece al visitante una gran diversificación de ambientes y alternativas nocturnas. En las noches de buen tiempo (la mayoría de los meses del año, a excepción del invierno) podremos disfrutar de la noche en las plazas, terrazas y en las laderas del Guadalquivir donde multitud de jóvenes se congregan para pasarlo bien.

La calle Betis es uno de los más emblemáticos lugares de fiesta de Sevilla. Aquí se extiende durante este vial una gran cantidad de bares, pubs y discotecas de las que ya nos darán buena cuenta los relaciones públicas, flyers en mano. En el centro de la ciudad, plazas como el Salvador o La Alameda son muy concurridas sobre todo por jóvenes universitarios, que abarrotan no sólo estas plazas sino también todos los bares y pubs adyacentes.

En la zona entorno al Prado de San Sebastián encontraremos también una buena cantidad de pubs y discotecas, como la de Bandalai, frente al Parque de María Luisa. Entre Viapol y Nervión, asimismo, también encontraremos buenos locales de fiesta, como la Sala Caramelo.

La Isla Mágica

Isla Mágica es una de las zonas que se habilitaron dentro de la Isla de la Cartuja de Sevilla y que en la actualidad se muestra como uno de los parques temáticos más importantes de Europa. Terminada la Expo’92 y la Expo Cartuja 93, comenzó la construcción de Isla Mágica,  que fue inaugurada en 1997.

Este parque temático se encuentra ambientado en la Sevilla del siglo XVI y consta de multitud de atracciones y servicios,  restaurantes con cocina especializada, tiendas con temática variada y diferentes eventos y espectáculos. Son siete las zonas temáticas del parque de Isla Mágica, comenzando por Puerto de Indias, que representa el puerto de la ciudad de Sevilla en el siglo XVI y una zona llamada el Corral de Comedias donde se pueden encontrar espectáculos de magia y teatro de la época al aire libre.  Quetzal, Puerta de América, la Guarida de los Piratas, La Fuente de la Juventud, El Dorado y Amazona, completan las zonas temáticas del parque.

En cuanto a las atracciones de obligada visita nos encontramos con las de agua como Iguazú, Anaconda y los Rápidos del Orinoco, o, aquellas más atrevidas como la montaña rusa, el Jaguar o la torre de 60 metros de caída libre. Otras de las actividades de mayor atractivo de Isla Mágica son los cines 3D y la Visión Tortuga en 4D o la Fuente de la Juventud. Cada área temática dispone de representaciones y espectáculos en la calle o en sus propios recintos, siendo algunas de ellas el Motín de los Piratas, el Dragón Llorón o la Fiesta Caribeña.

El parque se encuentra cerca del centro de la ciudad y dispone de varias zonas de estacionamiento vigilado, tanto para turismos como auto caravanas y autobuses. Por otra parte, hay una zona de aparcamiento en el centro de Sevilla que resulta igual de cómoda debido a su cercanía con Isla Mágica.

La Isla de la Cartuja de Sevilla

Con motivo de la Expo’92, Sevilla gestionó un espacio destinado a celebrar el aniversario del quinto centenario del descubrimiento de América, y para este fin se habilitó la Isla de la Cartuja de Sevilla.

Este gran espacio urbano, es una isla situada dentro del Río Guadalquivir, en la zona noroeste de la ciudad de Sevilla. El acceso a la Isla y su famoso recinto de 300 hectáreas donde se celebró la concurrida exposición universal de 1992, se puede realizar en autobús o en turismo a través de la ronda de circunvalación SE-30 y la supernorte, que conecta directamente con la parte norte de la Isla. En cualquier caso, el visitante deberá traspasar cualquiera de los cuatro puentes que unen a la ciudad con la Isla de la Cartuja, siendo uno de los más vistosos el Alamillo, obra de estilo Vanguardista creada por el famoso arquitecto Santiago Calatrava.

En la Isla, pese a los cambios sufridos por las obras, todavía perduran varias iglesias de distintos períodos de entre los siglos XV al XVIII, destacando también por su tradicional cerámica.

En su época de Exposición, el espacio se articuló en cinco zonas: Zona Internacional, lago de España (la actual Isla Mágica), los Jardines, el Monasterio y el puerto. No obstante, actualmente dispone de las mismas zonas, y aunque se les dan usos diferentes, casi todo es herencia de las obras realizadas en su día para la Expo’92, por lo que se ha mantenido el diseño, en el que destacan los edificios de cristal con espacios diáfanos y un mobiliario urbano moderno con zonas verdes, bancos ondulados y papeleras que recuerdan a la sevillana Torre del Oro.

El área dispone de cuatro avenidas que cruzan la isla de norte a sur y la avenida principal parte la isla en dos mitades y conecta con el resto de las avenidas creando un plano reticular.